12 ene 2018 General

Un paseo por Combarro

En la costa de Pontevedra se encuentra uno de los pueblos marineros más bonitos de la costa gallega, siendo uno de los lugares más visitados de Galicia. Estamos hablando de Combarro, un pueblo de no más de 1000 habitantes que dispone de varios de los elementos más característicos de Galicia: hórreos, cruceiros y el mar.

Este antiguo pueblo de pescadores fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1972, y en él se puede apreciar la arquitectura rural de Galicia. Combarro está asentado en granito y con esta misma roca se han creado sus casas y monumentos, contando además con estrechas y pintorescas callejuelas dignas de visitar.

La mayoría de estas calles bajan hacia el mar, dispuestas de tal manera que los pescadores podían tener un fácil acceso para desarrollar la actividad pesquera en la zona. Hoy en día los habitantes del pueblo ya no dependen de la pesca, pero el ambiente que se respira no ha cambiado.

En la calle paralela a la ría (Rúa do Mar) se encuentran numerosas tabernas, restaurantes, vinotecas y tiendas de suvenir, siendo una de las zonas más transitadas del pueblo.

Una de las características de Combarro, es la colección de Hórreos de las que dispone. En este elemento tradicional se guardaban productos del campo como maíz, trigo o patatas. Durante un paseo a lo largo del pueblo nos podemos encontrar con más de 30 hórreos, pero lo más llamativo es que la mayoría de ellos están ubicados al lado del mar.

¿Cuál es el motivo?, el acceso a los campos de cultivo era por mar, siendo necesario utilizar un bote para llegar a ellos, por lo que situando los hórreos al lado del mar facilitaba el transporte de los productos desde el cultivo hasta el lugar de almacenaje.

Paseando por sus calles también nos podemos encontrar con alguno de los 7 Cruceiros que hay en el pueblo. Estos elementos religiosos de protección son mayormente representaciones de la victoria del bien sobre el mal, pero también nos encontramos algunos que son altares.

Bonus: con la marea baja puede adentrarse en la ría y dar un paseo a pié hasta la playa de A Pinela. Desde allí además de disfrutar de unas vistas preciosas a la ría y la Isla de Tambo, también puede ver la arquitectura característica de Combarro y la disposición de los hórreos orientados hacia el mar.

Esto solo es una pequeña muestra de todo lo que se puede visitar y/o hacer en las Rias Baixas. Si le interesa que organizemos su visita a Rías Baixas, estaremos encantados! Nos encargaremos de toda la logística: transporte, alojamiento, comidas... Y por supuesto, los acompañaremos durante toda la ruta para que no tengan que preocuparse de la organización, y así asegurarse de que visitan todos los lugares interesantes.

Si lo desean, nos pueden contactar aquí.