23 feb 2018 General

Un paseo por "El Valle de la Muerte"

Aprovechando el buen tiempo de estos últimos días, el pasado fin de semana nos fuimos a la Baixa Limia para participar en una ruta interpretativa. La actividad trascurría por el Valle del Salas o también denominado “Val da Morte” (Valle de la Muerte), conocido así por la cantidad de “mámoas” (monumentos funerarios) que existen en la zona.

Aclaración: antes de nada vamos a ver la diferencia entre “mámoa o túmulo” y “dolmen”. La primera se refiere a la acumulación artificial de tierra y/o piedras que contiene una o varias tumbas, la segunda hace referencia a una estructura de piedras que se encuentra en su interior, y el conjunto de ambas forman un túmulo funerario característico de la cultura megalítica, donde enterraban a sus muertos en tumbas individuales o en grupo.

Mamoa vs. Dolmen

En Galicia existen una gran cantidad de restos arqueológicos, contando con una riqueza cultural increíble y lo asombroso és que con el paso del tiempo siguen apareciendo nuevos restos, incrementando el patrimonio disponible en la Comunidad Autónoma. Este es el caso de la Baixa Limia, donde se encuentra una de las mayores concentraciones megalíticas de Galicia, entre el “Embalse de Salas” y la “Serra del Leboeiro” nos podemos encontrar más de 200 restos megalíticos, y en esta actividad pudimos descubrir algunos de ellos.

Durante la ruta organizada por la Asociación Lirio do Xurés y guiada por el arqueólogo e historiador David Pérez, hemos podido conocer un poco más sobre este lugar y su historia.

Embalse de Salas

Partiendo del pueblo de Maus de Salas, iniciamos la ruta por un sendero hasta llegar al  el embalse del río Salas, desde allí pudimos bordear el embalse para ver los distintos restos y luego retornar al pueblo por la carretera.

En este valle existen más de 50 “mámoas”, y muchas de ellas se encuentran bajo el agua del embalse. Durante los periodos de sequia o con los cambios de nivel de la presa, algunos restos salen a la luz como los del “Dolmen de Veiga de Maus”. A pesar de que por la acción de la erosión perdió parte de la forma, aún se puede observar su estructura circular y el conjunto de piedras exterior.

Dolmen de Veiga de Maus

Todos estos túmulos fueron expoliados hace muchos años para sacar de ellos posibles tesoros depositados en las tumbas, hasta el punto de que existen historias que hablan de la posibilidad de encontrar becerros de oro en su interior. Por lo que es posible que algunos restos no se encuentren en su estado original.

Siguiendo al recorrido nos encontramos una nueva “mámoa”, de grandes dimensiones que dispone de un corredor,  y como podemos ver se encuentra en estado de abandono entre la maleza.

Mámoa con corredor

Antes de llegar al puente que cruza la presa nos encontramos lo que se conoce como “A Casiña da Moura”. Se trata de un dolmen que fue trasladado desde su situación original por la construcción de la presa, siendo hoy muy accesible para su visita.

A Casiña da Moura

Por último, al otro lado de la presa nos encontramos otro dolmen denominado como “A Casola do Foxo” y que forma parte de la Necrópolis de Maus de Salas. Este monumento perteneciente al megalítico inicial (3500-3000 a.c.), está orientado al sureste como era habitual en estas construcciones, coincidiendo con la salida del sol.

A Casola do Foxo

Bonus: al cruzar la presa, podemos ver el inicio del Parque Natural del Gerés-Xurés y al fondo las montañas icono del parque, ya perteneciente a Portugal.

Gerés-Xurés National Park

Si quieren hacer una excursión por este valle o visitar el Parque Natural del Gerés-Xurés, puede contactarnos aquí y organizaremos encantados dicha experiencia para usted y sus amigos y/o familiares!